Tu simpleza fue mi perdición

Aprendiste a dibujarme en cada uno de tus versos y borraste con tus besos cada uno de mis tiempos.
Me enseñaste cosas que solo tu conoces; y ahora como hago para explicarme a mi misma sin tu mirada.
Me enseñaste que la piedra que cargaba Sisifo no era tan pesada...
Me enseñaste a reconocer la tan incierta piedra filosofal de la vida...
Me enseñaste a ver más allá de las sonrisas de papel...
Me enseñaste que en el laberinto del pasado los fantasmas se ahuyentan solo con una mirada enamorada.
Me enseñaste que el niño de cartón puede encontrar compañía en aquella pequeña señorita, que lleva en sus manos su tierno corazón...
Me enseñaste que no existen tabúes....
Me enseñaste a respirar de ti.... a fundir nuestros cuerpos haciéndolos solo uno...
Me enseñaste a dejarte ser parte de mi....
Haz sembrado en mi la duda de mi mayor fantasía: ¿Habrá mordido la serpiente al Principito?
Haz logrado quitar los maquillajes que envolvían mi rostro y haz logrado borrar la mancha de mi espejo...

Me haz enseñado incluso a olvidarte... y recordarte solo cuando necesito ver todo lo que soy...

Gracias.... y hasta pronto...

3 comentarios:

ReltiH dijo...

UFFFF. UN TEXTO DULCE DE MELANCOLÍAS. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

Ruth Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ruth Ruiz dijo...

un tanto melancólico es cierto....

gracias por tu visita!!

Publicar un comentario